CATEDRAL

Majestuosa y elegante, el templo catedralicio resulta una referencia ineludible del corazón de la capital asturiana. Su origen, en el siglo IX, es una primitiva basílica prerrománica, construida por la iniciativa de Alfonso II, que sería objeto a lo largo del tiempo de diversas ampliaciones que la enriquecieron con rasgos estilísticos románicos, góticos y barrocos.

A esta parte más antigua de la catedral corresponde la Cámara Santa, que alberga reliquias y joyas como el Santo Sudario, la Cruz de los Ángeles, la Cruz de la Victoria y la Caja de las Ágatas. Ya en 1175, convertida en un centro de peregrinación jacobea, se amplió el recinto en estilo románico con la Torre Vieja y las seis columnas dobles de la Cámara Santa.

Derribada la parte románica del templo, el gótico, sobre todo el flamígero, daría a esta maravilla arquitectónica su personalidad más acusada. A esta época corresponde la Sala Capitular y el Claustro, del siglo XIII, y el remate de la flecha de la torre, de Rodrigo Gil de Hontañón, finalizada en 1587.
El barroco del XVII complementaría esta conjunto monumental con capillas y panteones destacando entre ellas la Capilla de los Vigiles, sepulcro del Obispo Juan Vigil de Quiñones, y la capilla de Santa bárbara.

IGLESIA DE SANTA MARÍA LA REAL DE LA CORTE

Plaza de Feijoo, 7. Oviedo. Época: S. XVI.

El espacio donde se levantó el primer templo ovetense es ocupado hoy por este edificio de estilo clásico, levantado por Juan Rivero Rada en el S. XVI. Amplios espacios interiores, separados por pilastras jónicas. El interior de la iglesia conserva importantes retablos, un órgano barroco de 1705 y una pila bautismal que data del siglo I D. C.

CAPILLA DE LA BALESQUIDA

Capilla de la Balesquida

Plaza Alfonso II. Oviedo. Época: S. XVII.

Es el lugar de culto de la Cofradía de la Balesquida, fundada en 1232 tras la donación testamentaria de un hospital para peregrinos y ciudadanos y otras propiedades para el mantenimiento del mismo, a la cofradía de alfayates o sastres de Oviedo, por parte de la noble ovetense Doña Velasquita o Balesquida Giráldez, gran benefactora de la ciudad durante el siglo XIII, por quien toma el nombre tanto la cofradía como la capilla, barroca del XVII y dedicada a la Virgen de la Esperanza.

CAPILLA DEL EDIFICIO HISTÓRICO DE LA UNIVERSIDAD

C/ San Francisco. Oviedo. Época. S. XVII.

De advocación a San Gregorio, patrono de la Universidad de Oviedo, se trata de una pequeña pieza de nave única, abovedada y con coro a los pies. En ella se desarrollaba cada año la elección del rector en la víspera de San Martín; se celebraban los oficios religiosos diarios y preceptivos y se desarrollaba la última parte para la obtención de la licenciatura conocida como examen de capilla. La capilla contaba con alhajas, muebles, cuadros y textiles de alto valor que desaparecieron en el incendio provocado durante los hechos revolucionarios de 1934. Actualmente se conserva en ella la escena central del retablo fundacional de la universidad (1607). La torre espadaña que señalaba al exterior la capilla fue sustituida en el siglo XIX por la actual torre edificada como centro de observaciones meteorológicas.

IGLESIA DE SAN ISIDORO EL REAL

Plaza de la Constitución. Oviedo. Época: 1681.

La iglesia formaba parte en su fundación del desaparecido colegio de la orden de los Jesuitas de San Matías. El colegio fue demolido en 1873 quedando la iglesia como único testigo del anterior complejo, que se construyó durante el siglo XVII. Las obras, dirigidas entre otros por Francisco Menéndez Camina, son concluidas en 1681 siendo inaugurada la iglesia. Ésta posee nave única con planta en cruz latina y única torre exterior si bien en el proyecto inicial eran dos. Es Monumento Histórico Artístico.

IGLESIA DE SAN JUAN EL REAL

C/ Melquiades Álvarez, Oviedo. Época: S. XX (1912-1915).

Proyecto de Luis Bellido. Reemplazó a otra, de igual advocación, derruida en 1882 y situada en la calle San Juan. Presenta planta de cruz latina, transepto espacioso, capillas laterales y gigantesca cúpula, elevada sobre pechinas y recubierta externamente con cerámica brillante de color rojizo. El exterior, atractivo por su variedad policromática y la riqueza de volúmenes, ofrece espléndida fachada, con dos torres-campanario cuadradas custodiando un acentuado hastial en el que se abre la portada neorrománica y un ventanal de gran tamaño. En el interior destacan las columnas, las vidrieras modernistas (1914), encomendadas a José Maumejean, los cuatro grandes frescos de la cúpula y los tres ábsides, debidos a Félix Granda, la pila bautismal, en mármol blanco, con trabajo en relieve de Cipriano Folgueras; o la capilla de las Animas. En ella se casó Francisco Franco con Carmen Polo.

MONASTERIO DE SAN PELAYO

C/ San Vicente, 11. Oviedo. Fundado en el siglo IX.

Se remonta a la Alta Edad Media. Según una antigua tradición, es fundado por el rey Alfonso II el Casto (791-842), bajo el nombre de "San Juan Bautista". Es la única comunidad benedictina asturiana que se ha mantenido viva sin interrupción hasta el día de hoy. Sufre diversas reformas. En 1590 Leonardo de la Cajiga reedifica la iglesia de una sola nave carente de capillas, la torre por Melchor de Velasco en 1650, a finales del siglo XVII la reedificación del conjunto por de la Roza y Fco. de la Riva y L. de Guevara. Y en 1703 Fray Pedro de Cardeña construye el cuerpo de la Vicaría (fachada actual), precedente conceptual de la arquitectura palaciega del siglo XVIII. Sirve como escenario de los conciertos que periódicamente realizan las Pelayas que continúan venerando los restos de San Pelayo depositados en la iglesia y que cambiaron el patronato anteriormente dedicado a San Juan.

IGLESIA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

C/ Caveda, s/n. Oviedo. Época: 1882.

Formaba parte del convento de la Visitación de Santa María, donde las religiosas de dicha Orden moraron a partir de 1887. En los setenta se derribó el convento y patio lindante, a fin de levantar un centro comercial. Se salvó el templo convertido en parroquia. Diseñado por Francisco Aparici, Juan Miguel de la Guardia introdujo también aportaciones; en el siglo XX trabajó en él Julio Galán Carbajal. Es una construcción neogótica de planta de cruz latina y ábside poligonal, con decoración a base de apuntadas vidrieras, pináculos y finas líneas de arcos pequeñitos. La torre, de Julio Galán (1916), crece desde el centro de la fachada, para acabar en pentagonal y angosta flecha.

MURALLA

Muralla medieval. Oviedo. S. XIII

Declarada Monumento Histórico-Artístico. Se trata de una obra de fábrica de mampostería, que pese a su aceptable estado, precisaría restauración. El tramo más extenso y cuidado se localiza en la calle Paraíso, desde el final de esta calle continuaba por la calle Noceda y seguía por la calle Jovellanos donde aún se conserva el tramo anexo al Monasterio de San Pelayo y un pequeño tramo exento parte de un edificio ya derruido. Aún se conservan restos en las calles Postigo Alto, Sol, Mendizábal y el Peso.

PALACIO DE LA RÚA

Rua Quince

C/ de la Rúa, 15. Oviedo. Época: S. XV. Uso actual: Salones para eventos y reuniones cuenta con dos suites nupciales. Catalogado. Rehabilitación, buen estado de conservación y fácil acceso.

Descripción tipología: Apariencia sobria y militar. De estilo gótico tardío. Se encuentra en la Plaza de Alfonso II el Casto. Trabajada con excelente sillar cabe resaltar la puerta de entrada. Casa del Marqués de Santa Cruz de Marcenado. Los escudos de armas de la fachada son de la Rúa, los Quirós, González de Lugones y Cienfuegos. Son dos escudos cuartelados y aparece una flor de Lis que puede ser de la orden de Santiago.

PALACIO ARZOBISPAL

Plaza Corrada del Obispo, Oviedo. Época: S. XVI. Uso actual: Casa Sacerdotal.

Nueva planta, buen estado de conservación y fácil acceso.

Descripción tipología: Construido a partir de los restos de la primera residencia palatina de los monarcas asturianos, pasó por varias remodelaciones y ampliaciones. Tuvo que ser reconstruido tras el enfrentamiento civil de 1936. En su interior el cuerpo principal da acceso a un patio cuadrado con arquerías.

PALACIO DE LOS CONDES DE TORENO

Plaza Porlier, Oviedo. Época: S. XVII. Uso actual: Sede del RIDEA, Real Instituto de Estudios Asturianos. Descripción tipología: Monumento histórico-artístico de estilo barroco y de corte palaciego. Despierta interés la asimetría de la fachada y la portada y en el interior un patio con columnas toscanas.

PALACIO DE VALDECÁRZANA-HEREDIA

Plaza de Alfonso II el Casto, Oviedo. Época: S. XVII. Uso actual: Audiencia Provincial. De estilo barroco. Llama la atención el gran escudo de armas de los Heredia. Durante el S. XIX fue casino y actualmente es la Audiencia Provincial.

PALACIO DE VELARDE

C/ Santa Ana, 1, Oviedo. Época: S. XVIII.

Obra del arquitecto candasino Reguera. De estilo barroco. Cabe destacar su fachada principal a la C/ Santa Ana, su jardín y su patio interior de sección cuadrada con dos arcos por cada lado sujetos por columnas toscanas. Se une por el interior con la Casa de los Oviedo y amplia las instalaciones del Museo de Bellas Artes.

PALACIO DEL MARQUÉS DE SAN FELIZ O DUQUE DEL PARQUE

Plaza de Daoíz y Velarde, 10. Oviedo. Época: S. XVIII. Uso actual: Propiedad privada.

Es el más representativo palacio barroco de la ciudad, destacando su gran pureza de estilo. El patio interior es de una belleza suprema. Las caballerizas se encuentran formando ángulo recto con el edificio. Presenta un claro paralelismo con el Palacio de Camposagrado. Obra del arquitecto Francisco de la Riva y Ladrón de Guevara. Fue declarado Monumento histórico artístico.

PALACIO DEL MARQUÉS DE CAMPO SAGRADO

Plaza Porlier, Oviedo. Época: S. XVIII. Uso actual: Administrativo.

Monumento histórico-artístico. Señorial mansión de cuatro plantas estructuradas en torno a un patio central de estilo barroco. Realizado por Francisco de la Riva Ladrón de Guevara.

PALACETE DE LA LILA

La Lila

C/ La Lila, 17. Oviedo. Época: Finales S. XIX. Uso actual: Municipal, Cibercentro.

Palacete ajardinado. Tiene un saliente mirador de madera sobre columnas de forja que forman el porche. Posee una gran galería acristalada lateral, con función de terraza, estilo ecléctico.

VILLA MAGDALENA

Avda. Galicia. Oviedo. Época: 1900. Uso actual: Equipamiento Municipal.

Villa de tipo ecléctico modernista, uno de los escasos ejemplos de la época que perviven en Oviedo. Dos plantas, torre en esquina y fachada que suscita elementos clásicos utilizados por el eclecticismo de la época industrial. Galería lateral en hierro y cristal modernista. Finca ajardinada.

PALACIO DE LA JUNTA GENERAL DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS

Junta General del Principado de ASturias

C/ Fruela, 17. Oviedo. Época: 1910. Uso actual: Administrativo.

Suntuoso palacio de estilo francés, con proyecto de Nicolás García Rivero, construido sobre las parcelaciones del antiguo convento de San Francisco, ocupando el solar de la antigua iglesia. De cuatro fachadas, en la principal escalera monumental y cuerpo saliente central, decoración de tipo francés y barroca, con muchos elementos modernistas.

FUNDACIÓN GUSTAVO BUENO. CHALET SANATORIO MIÑOR

Avda. Galicia, 31. Oviedo. Época: S. XX. Uso actual: Fundación Cultura.

Catalogado. Rehabilitado, buen estado de conservación y fácil acceso.

Descripción tipología: Chalet modernista que es uno de los pocos supervivientes de las residencias ajardinadas que la burguesía novecentista construía a las afueras de Oviedo. Construida primero como vivienda, Julio García Carvajal, realizó el proyecto en 1912. Sanatorio convertido en Fundación Municipal de Cultura, y actualmente Fundación Gustavo Bueno.

CASA DE LOS LLANES

Plaza de Alfonso II, 11. Oviedo. Época: 1740.

Con aspecto de residencia palaciega barroca, casa vivienda, en planta rectangular, de cinco plantas, con fachada en composición de tres huecos, con amplia portada barroca. Con balcones corridos, rodeados de molduras y una gran puerta de entrada. Tiene un gran escudo en el tímpano. A ambos lados dos pisos de ventanas de pequeño tamaño. Es atribuida a Fray Pedro Martínez.